“Trabajo y sociedad en Aragón” muestra un mercado laboral basado en la precariedad

    El sindicato ha presentado esta mañana el informe: “Trabajo y sociedad en Aragón 2017”. El sindicato alerta que la tasa de temporalidad es alarmante: casi uno de cada cuatro asalariados es temporal (24,98%). Una situación que es peor entre las mujeres ya que el 29,21% tienen contratos eventuales y el 29,42% parciales.

    24/08/2018.
    Presentación del informe

    Presentación del informe

    El sindicato quiere concienciar a la ciudadanía que estamos muy lejos de una salida real de la crisis. En primer lugar por la pérdida de población activa que en el cuarto trimestre de 2017 está formada por 638.300 personas. Respecto al cuarto trimestre de 2008, Aragón ha perdido un 6,16% de sus activos. “Estamos perdiendo capacidad de trabajo, mucha personas buscan oportunidades laborales de mayor calidad fuera de nuestra comunidad autónoma”, asegura Juan Carlos Cantín, responsable de empleo.

    El mercado laboral aragonés también ha perdido población activa si comparamos los datos con el año 2008 (52.100 personas) y sobre todo en el sector industrial (33,8% del total de la ocupación) que suele generar empleo de mayor calidad y estabilidad.

    En cuanto al sector, todos los sectores aragoneses, excepto la agricultura, han perdido ocupados desde 2008. La mayor disminución, la ha registrado la construcción (-51,52% ocupados menos), seguido de la industria (-7,86%) y los servicios (-3,68%). En el último año se registran descensos en agricultura y servicios (-6,07% y -0,31% respectivamente) y aumentos en industria y construcción (7,86 y 0,66% respectivamente.

    El paro sigue en niveles muy elevados. La población parada aragonesa se sitúa en las 72.600 personas, aumentado un 10,00% respecto a 2008. Entre los hombres el paro ha disminuido un 21,71% mientras entre las mujeres el aumento se sitúa en el 54,95%. “Hemos reducido el desempleo pero a costa de la precariedad en los salarios y los contratos. Esto ha repercutido negativamente en la cobertura social, prácticamente el 50% de las personas desempleadas no tienen ningún tipo de ingreso”. CCOO muestra su preocupación por las 8.100 personas que llevan entre uno y dos años buscando un empleo (si comparamos los datos con el 2008 el aumento es de un 58,82%. Los desempleados de más de dos años son 23.500 personas en 2017, lo que supone un aumento del 591,18%). “La pobreza se centra en jóvenes, mujeres, familias monoparentales y numerosas. Se ven obligados a coger empleos precarios con salarios bajísimos”, asegura Cantín.

    CCOO reclama al Gobierno de Aragón un programa específico de formación y empleabilidad para mujeres y parados de larga duración para mejorar sus condiciones laborales o acceder al mercado laboral. En el marco estatal, la derogación de la reforma laboral, la apuesta por el dialogo social para mejorar aspectos claves como la mejora del SMI o la puesta en marcha de programas activos de empleo y finalmente, el fortalecimiento de la negociación colectiva como herramienta clave para que sindicatos y empresarios mejoren las condiciones laborales de los trabajadores.

    Aragón cuenta con 20.300 hogares con todos sus activos en paro, un 84,55% más que en 2008, en los que no entra ningún ingreso. Un dato alarmante que obliga a que mejore la cobertura social en Aragón. El sindicato continúa defendiendo su propuesta de una renta mínima para aquellas personas que están sufriendo los coletazos de la crisis.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.