La baja inflación urge a derogar la reforma laboral para evitar la caída de los salarios

    Los precios subieron en Aragón un 0,1% en agosto dejando la inflación anual en el -0,7%, dos décimas por debajo de la media española (-0,5%) lo que nos sitúa como la tercera comunidad autónoma con la inflación más baja por detrás de Cataluña y Navarra. La moderación de los precios en agosto se debe al encarecimiento de la electricidad y de los productos alimenticios.

    11/09/2020.
    Ipc agosto. Fuente IAEST del Gobierno de Aragón

    Ipc agosto. Fuente IAEST del Gobierno de Aragón

    CCOO Aragón muestra su preocupación por las tasas negativas de inflación y el bajo índice de la inflación subyacente, unas tasas que reflejan el escaso dinamismo de la economía aragonesa, el desplome del consumo y de la inversión privada que aún se encuentran en tasas negativas.
    Debido a la delicada situación que atraviesa nuestra economía, el sindicato plantea la puesta en marcha inmediata de la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica aprobada en junio para implementar las políticas de impulso económico que necesita Aragón. El objetivo, si las condiciones sanitarias lo permiten, debe ser la reactivación de la actividad económica y del consumo, la recuperación de la confianza empresarial y la creación de empleo de calidad.
    Ante un escenario de baja inflación y el riesgo real de caídas generalizadas de los salarios, urge retomar las negociaciones sobre la reforma laboral para cambiar los aspectos más lesivos que permitan garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores y evitar la destrucción de empleo.
    IPC en Aragón
    Con una inflación del -0,7%, la comunidad autónoma aragonesa se sitúa dos décimas por debajo de la inflación media para el conjunto del Estado que alcanza el -0,5% en agosto, una décima más que en julio y se posiciona como la tercera comunidad autónoma con menor inflación por detrás de Cataluña y Navarra. Con el dato de agosto, la inflación encadena cinco meses en tasas negativas.
    La ligera subida de la inflación interanual en agosto se debe el aumento de los precios de la electricidad en un 1,4%, frente al descenso que experimentaron en agosto de 2019. La disminución del IPC en julio se debe la bajada de los precios del turismo y hostelería, frente a la subida de 2019, y, en menor medida, de la alimentación, cuyos precios disminuyeron este mes más que el año anterior. En este sentido cabe destacar la disminución del -0,8% de los precios de Alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa anual pasa del 2,8% en junio al 2,2% en julio. De ellos, los alimentos frescos alcanzan una tasa del 3,1%, un punto por debajo de la del mes anterior, y los alimentos envasados sitúan su tasa anual en el 1,7%, tres décimas por debajo de la de junio.
    Los precios de los productos del “Grupo especial bienes Covid-19”, en el que se incluyen los productos de alimentación, bebidas, tabaco, limpieza y artículos no duraderos para el hogar, comida para animales, productos farmacéuticos y cuidado personal, aumentan un 1,7% en agosto respecto al mismo de 2019, una décima menos que en julio. Dentro de este grupo, destaca el comportamiento de los alimentos frescos, que alcanzan una tasa del 3,5%, cuatro décimas más que en el mes anterior, y de los alimentos envasados, que sitúan su tasa anual en el 1,3%, cuatro décimas por debajo de la de julio.
    Los grupos de bienes que mayor aumento de precios registran en Aragón durante el mes de agosto son Hoteles, cafés y restaurantes con el 0,9%, Vivienda con el 0,3% y Ocio y cultura con el 0,2%. Los que más bajaron fueron Vestido y Calzado con el -0,6% y Bebidas Alcohólicas y Tabaco con un -0,2%. A pesar del repunte de los precios de la electricidad en agosto, el fuerte descenso acumulado durante estos meses en los combustibles y la electricidad hace que la reducción de precios interanual más acusada se de en Transporte con un -5,1% y en Vivienda con -3,7%. En el otro lado tenemos Enseñanza y Medicina con un 1,3% de incremento, Alimentos y Bebidas no Alcohólicas donde suben los precios un 1,6% anual y Otros servicios con un incremento del 2,4% respecto a agosto de 2019.
    La inflación subyacente, es decir la estructural, que no tiene en cuenta ni los alimentos no elaborados ni el precio de los carburantes, sube una décima Aragón hasta el 0,6%, dos décimas por encima de la media española (0,4%) suponiendo un valor mucho mayor que el de inflación general. El dato de la inflación estructural muestra, por una parta, el fuerte impacto que tienen en el IPC los precios de los productos energéticos y por otra parte el ciclo recesivo en el que se encuentra nuestra economía.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.