CCOO Construcción y Servicios celebra que la Cadena SER dé voz a las trabajadoras del hogar

    Con motivo de la proximidad del 8 de marzo y la huelga de mujeres convocada para esa fecha, esta mañana la Cadena SER ha entrevistado a representantes de una asociación del sector de las trabajadoras del hogar, una entrevista, a entender de CCOO, muy necesaria para visibilizar a uno de los colectivos más valiosos y sin embargo más precarios de todos los que componen nuestro tejido socio-económico.

    28/02/2018.
    Limpieza

    Limpieza

    En esta entrevista hemos podido escuchar que los grandes sindicatos lo que piden para afiliarse es que conformen “una asociación de doscientas mujeres para que puedan constituir el sector a la sección”.

    Desconocemos a qué se referían exactamente con esta afirmación y desconocemos qué es lo que hacen otros sindicatos por los derechos de las trabajadoras del hogar.

    Por parte de CCOO de Construcción y Servicios, contamos con en torno a 1500 afiliadas del sector de empleadas del hogar a nivel nacional y, mano a mano con estas mujeres, llevamos varios años reclamando no solo la ratificación del Convenio 189 de la OIT, sino que este convenio se nos queda corto y reivindicamos la plena equiparación de derechos con cualquier otro sector laboral.

    Todo empezó en septiembre de 2014 a través de la campaña “Trabajadoras de Hecho y Con Derechos”, cuando comenzamos a reclamar la ratificación del Convenio 189 de la OIT para las trabajadoras del hogar.

    Otro de los hitos tuvo lugar en noviembre 2015 cuando Vicente Sánchez, Secretario General de CCOO de Construcción y Servicios, presentó al Ministerio de Empleo y Seguridad Social más de 10000 firmas de trabajadoras del hogar exigiendo que se cumplan sus derechos.

    Coincidiendo con ese evento, también hicimos llegar nuestras reivindicaciones a todos y cada uno de los partidos. De hecho, una vez informados de la sangrante situación de las trabajadoras domésticas, tanto Podemos como el PSOE registraron iniciativas al respecto en el Congreso en marzo de 2016.

    En mayo del mismo año por abrumadora mayoría, la Eurocámara aprobó un informe para reconocer el trabajo doméstico como una profesión más, con idénticos derechos y deberes a cualquier otra profesión.

    Posteriormente dirigimos nuestros esfuerzos a nivel autonómico. Así, en un nuevo refuerzo de la campaña para equiparar los derechos de las trabajadoras de hogar con cualquier otro sector laboral, se redactó una PNL para que los parlamentos autonómicos pudieran apoyar la ratificación del Convenio 189 de la OIT.

    Además, CCOO de Construcción y Servicios ha publicado el único manual existente sobre Prevención de Riesgos Laborales Domésticos. Siendo un sector “especial”, en el sentido de estar excluido del ámbito de aplicación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, aparece, sin embargo, registrado en las estadísticas sobre siniestralidad oficiales. Vistas las cifras de siniestralidad en el empleo doméstico, es una discriminación gravísima que sus riesgos no estén contemplados en la Ley de Prevención de Riesgos Laboral RD 31/1995 que ha marcado un antes y un después en el resto de los sectores.

    Actualmente, el sector de las trabajadoras del hogar es uno de los que forman parte de la campaña Precarity War que se desarrolla desde octubre del pasado año, en la que visibilizamos la precariedad de estas trabajadoras, y que consta de 11 propuestas concretas para este colectivo.

    Para CCOO, la lucha por los derechos de las trabajadoras del hogar representa la lucha contra la injusticia social y la desigualdad más salvaje; porque históricamente las labores domésticas y de cuidados han sido realizadas casi exclusivamente por mujeres y es desolador comprobar que precisamente este trabajo doméstico y de acompañamiento, tan fundamental pero tan invisible, es el que menos ha avanzado en derechos.

    Nos congratula que la voz de las trabajadoras del hogar pueda tener cabida en los medios de masas, es más, creemos que es necesario, del mismo modo que también se conozca el trabajo que muchas mujeres y hombres llevamos realizando desde hace años con ellas y ellos, es nuestra obligación como sindicato de clase, pues solo se podrá hablar de empleadas domésticas cuando los cambios legislativos permitan marcos de relaciones laborales y negociación colectiva como en el resto de sectores amparados por el estatuto de los trabajadores.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.