José Gabarre Banzo, solo un sindicalista

    El pasado 29 de julio fallecía en Huesca José Gabarre, quien fué secretario general de CCOO en Huesca Occidental, además de desempeñar otros cargos en la organización, donde fundamentalmente destacó por su constante lucha por la conquista de derechos laborales y sociales. Desde la Unión Comarcal de Huesca Occidental y desde CCOO Aragón su persona permanecerá en nuestro recuerdo.

    31/07/2020.
    José Andrés Gabarre Banzo o Pepe Gabarre.

    José Andrés Gabarre Banzo o Pepe Gabarre.

    José Andrés Gabarre Banzo o Pepe Gabarre, para todo aquél que lo ha conocido como sindicalista de las Comisiones Obreras, ha dejado la lucha contra ese cáncer maldito que sigue llevándose a amigos y amigas, a hermanas y hermanos, a padres y madres. Ha peleado como sólo un sindicalista (de corazón y de formación) sabe y puede hacer. Y lo ha hecho con la dignidad y la firmeza que sólo un hombre tan grande puede tener tras años en la pelea.

    Pepe empezó, como muchas mujeres y hombres, militando en la izquierda en el período más difícil (políticamente) de esta España nuestra. Como funcionario de correos estuvo 20 años ejerciendo de delegado de personal, elegido cada 4 años, por sus compañeros y compañeras. Desde que se incorporó a la actividad sindical para su Federación de Comunicación y Transporte de CC.OO., ha bregado con las dificultades del trabajo sindical en las empresas del sector de la nieve, del transporte de mercancías, del transporte de personas, de las empresas del papel y el cartón. A cualquier hora, en cualquier lugar de la geografía oscense, con mil historias con su compañero de fatigas Fernando Buisán, el “Piteras” de las Comisiones Obreras de Huesca.

    En el año 2009, como único candidato, se presenta para Secretario General de la Unión Comarcal de Huesca Occidental de CC.OO., y él mismo manifestó su máximo entusiasmo por el proyecto. Sabía que venían tiempos difíciles que se llevaron por delante millones de puestos de trabajo y muchos derechos sociales y laborales, con una crisis financiera que lo arrolló todo a su paso. Pero Pepe siguió luchando por recuperar derechos, como hizo siempre, sin arrodillarse, sin vendas en los ojos ni algodón para las heridas.

    Su mujer Pilar, su hijo y su hija, han estado con él en todos los procesos sindicales y personales. Con ellos afrontó lo mejor y lo peor de las dos experiencias, la del sindicato y la de la enfermedad. Con ellos y con los amigos, el huerto, y la jubilación disfrutó hasta que la cruel enfermedad se lo ha llevado. Pero siempre vivirá en el recuerdo de los suyos, de los amigos y de las Comisiones Obreras.

    Que la tierra te sea leve, compañero. Salud y fuego. Hasta siempre.

    U. C. DE CC.OO. HUESCA OCCIDENTAL

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.