Comisiones Obreras de Aragón | 25 febrero 2024.

41 personas perdieron la vida en su trabajo en 2023

    En Aragón hay 977 empresas consideradas de alta tasa de siniestralidad y en ellas trabajan 78.272 personas que tienen muchas posibilidades de sufrir un accidente laboral. Casos como el de la empresa dedicada al diseño de estructuras de hormigón: Prenavisa/Pretersa donde ya ha habido tres fallecidos: uno en 2018, otro en enero de 2023 y el último, el sábado 3 de febrero, obliga a que la administración sancione e investigue por qué no se cumple con la normativa de la prevención de riesgos laborales en estas empresas reincidentes. Un total de 752 personas han perdido la vida en el trabajo en Aragón o yendo al mismo, en los últimos 28 años.

    09/02/2024.
    Imagen de la rueda de prensa

    Imagen de la rueda de prensa

    En alusión a estás trágicas cifras el secretario de salud de política sindical e industrial de UGT Aragón, José de las Morenas ha señalado que aunque la aprobación de la Ley 31/1995 de Prevención de riesgos laborales supuso un “hito” y es una “buena” ley pero “necesita una actualización” y “sobre todo lo que resulta “imprescindible es su cumplimiento” ya que según ha manifestado se evitarían muchos accidentes”.

    Estas empresas se engloban en los sectores productivos de la agricultura, comercio, actividades sanitarias, hostelería, transporte o procesos de conservación de productos cárnicos y en 2022 sumaron 7.151 accidentes laborales, el 41,68% del total de ese año. CCOO y UGT Aragón han asegurado, en la rueda de prensa de esta mañana, que el pasado 2023 fue un año “terrible” con 19.733 accidentes laborales. De los cuáles, 17.021 fueron en jornada, 2.194 in itinere y 525 enfermedades profesionales. Si hacemos una comparativa con los años 2022 donde hubo 19.656 accidentes (77 menos) y 2021 con 19.159 (574) confirman esta tendencia al alza. 

    El índice de incidencia que representa el número de accidentes con baja acaecidos por cada 100 mil trabajadores/as expuestos al riesgo, ha aumentado en un 5,60%, en los accidentes graves entre 2022 y 2023, un 75,22% en los mortales y se reduce un -3,17% en los leves. Ambos sindicatos aseguran que más de 29 personas trabajadoras de cada 1000 sufren un accidente laboral en Aragón. Luis Clarimón, secretario de salud laboral de CCOO Aragón, asegura que “el índice de incidencia marca que son los jóvenes los que más accidentes sufren, también aquellas personas que tienen un contrato temporal y esto indica que la precariedad tiene mucho que ver con la siniestralidad laboral”.

    La parte más preocupante de este informe se la lleva el apartado de la siniestralidad laboral mortal. Según datos del ISSLA, el pasado año se registraron 34 accidentes laborales mortales de los que 27 fueron durante la jornada de trabajo y 7 en desplazamientos (in itinere), en Aragón.

    Manuel Pina, secretario general de CCOO Aragón, ha asegurado que “la peor cara del mercado laboral es que una persona salga de su casa y muera en el trabajo”. Pina ha afirmado que Gobierno autonómico y agentes sociales tienen como objetivo prioritario el destinar recursos a la prevención de riesgos laborales en el marco del diálogo social, pero son finalmente las empresas, “las responsables de salvaguardar la salud y seguridad de sus trabajadores/as”. 

    José Juan Arceiz, secretario general de UGT Aragón ha señalado que “queda mucho margen de mejora” para reconducir la alta siniestralidad mortal y ha mostrado su preocupación porque más de la mitad de las víctimas mortales superen los 55 años; más del 40% tenían una antigüedad inferior a 12 meses en la empresa y más del 60% pertenecían a empresas de menso de 50 trabajadores.

    CCOO y UGT suman a esta terrible lista 7 muertes más, cinco de empresas con sede social fuera de la comunidad autónoma aragonesa y 2 víctimas no reconocidas por la mutua, en total 41. El perfil de las personas que sufren estos trágicos accidentes es el de varón (ya que 37 eran hombres y 4 mujeres), de Zaragoza (23 en la capital, 10 accidentes mortales en Huesca y 8 en 

    Teruel), mayor de 45 años (29 fallecidos en este tramo de edad), con una antigüedad menor a 36 meses y que trabaja en una empresa de menos de 50 empleados donde no hay representación 

    sindical (26 del total de accidentes mortales). Por ello ambos sindicatos reclaman la puesta en marcha de la figura del delegado territorial que llegue a esas empresas que Aragón dan empleo a más de 60.000 trabajadores/as.

    Sectores de producción

    El informe destaca que el sector que más accidentes registró durante 2023 fue el agrario con 1.549 lo que supone un aumento del 15,42% respecto a 2022. Es preocupante el aumento de un 250% de los accidentes mortales.

    En la industria la variación entre los dos años citados anteriormente fue del 4,74%. Aumentaron los accidentes leves en un 4,83% (pasando de 5.031 a 5.274), se reducen los graves en un 6,90% (en 2022 hubo 29 y 27 en 2023) y los mortales fueron 6.

    Aumentaron un 1,42% los accidentes totales en el sector de la construcción donde destaca el incremento de 16 de tipología grave (un 68,75% más) y del aumento de porcentaje de siniestralidad laboral mortal en un 125% (pasando de 4 a 9. Ambos sindicatos suman 2 fallecidos más a las cifras recogidas por el ISSLA). 

    En el sector servicios que alberga la mayor cantidad de trabajadores y trabajadores de la comunidad autónoma aragonesa, registró un incremento del 71,42% de los accidentes mortales (pasando de 7 a 12. El ISSLA solo recoge 9 pero ambos sindicatos incluyen 3 más). Como nota positiva se redujeron los accidentes leves en un 7,19% pasando de 8.643 en el año 2022 a 8.042, el año pasado.

    Doble presencia

    Este es uno de los factores que incide en que las mujeres sufran más accidentes en los desplazamientos al trabajo que los hombres, De los 2.194 siniestros in itinere acaecidos el año pasado 1.270 lo sufrieron mujeres (supone el 57,88%). Para ambos sindicatos, la presión que soportan las mujeres en el cuidado de familiares, llevando a los hijos al colegio y salir con prisas para llegar a tiempo al centro de trabajo es un riesgo psicosocial que aumentan las probabilidades de sufrir un accidente in itinere. El sector donde más se engloban los siniestros en desplazamiento al trabajo es el de servicios con 1570 donde 1.070 los sufrieron mujeres. Un sector altamente feminizado donde la precariedad laboral y la rotación de puestos 

    Propuestas de mejora

    El informe plantea dieciocho medidas para evitar los accidentes laborales mortales en la comunidad autónoma aragonesa. Ambos sindicatos quieren focalizar sus esfuerzos en los sectores con mayor siniestralidad mortal como la construcción, el agrario y en las microempresas. Instaurar figuras como los médicos centinelas que detecten y notifiquen las enfermedades profesionales que no se declaran en la mutua y son derivadas a la Seguridad Social. La principal de todas estas medidas es la inversión en la prevención de riesgos laborales, es decir impulsar la cultura preventiva en las empresas y en la sociedad en general y evitar que una persona pierda la vida en su trabajo.